• Las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de mortalidad en el mundo desarrollado. Si bien, este tipo de enfermedades afecta en su mayor parte a población de 65 años en adelante, las pruebas científicas han mostrado que su aparición viene determinada por una exposición prolongada a factores de riesgo cardiovascular (p.ej. niveles de presión arterial y colesterol total elevados, diabetes o consumo de tabaco). Por eso, es de vital importancia trasladar el mensaje preventivo, basado en el desarrollo de estilos de vida saludables y el control de los factores de riesgo, a poblaciones asintomáticas y relativamente jóvenes. Sin embargo, es esta población la que menos se identifica con la prevención de enfermedades. Es probable que la principal razón sea su condición de población sana y que por tanto no ve prioritaria la necesidad de prevención. Por otra parte, y también debido a la existencia de un Sistema de Salud excesivamente centrado en la enfermedad, la población sana no hace visitas regulares de control al centro de atención primaria sino que únicamente acude a éste cuando presenta problemas puntuales de salud. Es posible que la solución a estas barreras pase por la creación de un nuevo marco de acción para la prevención de enfermedades que otorgue mayor protagonismo a las personas y les permita tomar decisiones acerca de su salud.
  • Proponemos un sistema de recogida, integración y procesamiento de datos individuales de salud (factores de riesgo y estilos de vida) cuyo principal objetivo es facilitar la llegada del mensaje preventivo a la población general mediante la creación de recomendaciones personalizadas. El sistema se basa en los principios de empoderamiento, interactividad y versatilidad. Primero, el procedimiento a llevar a cabo para la obtención de recomendaciones personalizadas está centrado en el usuario requiriendo ninguna o mínima ayuda de un profesional de la salud. El sistema es además interactivo, las recomendaciones personalizadas de estilo de vida (dieta y actividad física) generadas se basan y se adaptan a las características individuales. Por último, los beneficios del desarrollo de actividad física y llevar una dieta saludable se extienden más allá del conjunto de las enfermedades cardiovasculares, de manera que este sistema puede hacerse extensivo a otras entidades (p.ej. cáncer, enfermedad de Alzheimer).
  • El sistema extrae e integra la información de una serie de dispositivos y cuestionarios validados ya existentes (monitor de presión arterial, báscula, laboratorio portátil (sistema point of care) para la medida del perfil lipídico). A continuación, procesa el conjunto de datos para acabar produciendo una serie de recomendaciones preventivas adaptadas a las características del usuario. El estudio ACRISC, actualmente desarrollado en Atención Primaria en Girona y su área metropolitana, tiene por objetivo validar clínicamente el funcionamiento de este dispositivo de autocribado del riesgo. Se trata de un ensayo clínico aleatorizado que contará con la participación de 1000 personas de 35 a 74 años de edad para autogestionar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Los resultados del estudio servirán para conocer dos aspectos fundamentales del sistema propuesto: si los resultados suministrados son similares al cribado estándar del riesgo cardiovascular habitualmente realizado en los centros de atención primaria y si las recomendaciones personalizadas sobre dieta mediterránea y actividad física tienen un efecto positivo sobre el control de los factores de riesgo cardiovascular.
  • El estudio se está llevando a cabo de forma colaborativa entre el Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques (IMIM), la Unitat de Suport a la Recerca d'Atenció Primària de Girona (IDIAP Jordi Gol) y el Institut d'Investigació Biomèdica de Girona (IDIBGI).
  • Artículo de referencia: Barroso M, Pérez S, Zomeño D, Martí R, Cordon F, Ramos R, Elosua R, Degano IR, Fitó M, Cabezas C, Salvador G, Castell C, Grau M. Validity of a method for the self-screening of cardiovascular risk. Clin Epidemiol 2018; 10: 549-560.

Barroso M, Perez-Fernandez S, Vila MM, Zomeño MD, Martí-Lluch R, Cordón F, Ramos R, Elosua R, Dégano IR, Fitó M, Cabezas C, Salvador G, Castell C, Grau M

Validity of a method for the self-screening of cardiovascular risk.

Clin Epidemiol 2018 10 549-560, PMID: 29785141

Abstract